<
San Juan De Dios

História de la Biblioteca Pública

El 16 de Febrero de 2005 se estableció el decreto No.0156 que le da el marco jurídico, pero los primeros pasos en la conformación de la Red Departamental de Bibliotecas Públicas datan de comienzos de los años 90, y fue cristalizando con la realización del Primer Encuentro Departamental de Bibliotecas en 1994, evento que se ha realizado cada año ininterrumpidamente, de tal manera que en septiembre de 2018 se realiza su versión numero 24.

Ha sido un arduo trabajo en conjunto de El área Cultural del Banco de la República, El Instituto de Cultura, hoy Secretaría de Cultura del Departamento y La Biblioteca Departamental, hoy Corporación Cultural Biblioteca Pública Julio Pérez Ferrero, tres entidades que han dado lo mejor de sí para diseñar y dar vida a este gran engranaje que es la Red Departamental de Bibliotecas Públicas de Norte de Santander.

Durante la última década la historia de las Bibliotecas Públicas de Norte de Santander ha pasado por varias etapas, los primeros pasos de su fortalecimiento se vislumbraron al rededor de las capacitaciones sobre los Servicios que pueden ofrecer las bibliotecas, su misión y filosofía, lo que fue creando una conciencia de trabajo en equipo, que dio sus primeros frutos con la publicación del directorio de Bibliotecas Públicas, cuyo lanzamiento se realizó en el marco del III Encuentro Departamental de Bibliotecas.

En los siguientes años se continúo con los procesos de capacitación, haciendo énfasis en �reas como: Gerencia de instituciones culturales, el papel fundamental del bibliotecario como gestor cultural, y un fuerte componente en procesos técnicos: clasificación, organización de colecciones, Promoción de lectura con énfasis en la Primera Infancia.

En los últimos años la mirada ha estado dirigida a la introducción de las nuevas tecnologías en las bibliotecas, es así como en el año 2003 nace cultur@red, cuyo objetivo es vincular a la comunidad con el mundo a través de nodos de internet instalados en las bibliotecas del departamento. Con este fin se dotaron 10 bibliotecas: El Zulia, Villa del Rosario, Toledo, Herrán, San Calixto, Salazar, Silos, Convención, Los Patios y Sardinata, con computadores, acceso a internet, material multimedia. Se capacitaron 33 bibliotecarios de 25 municipios del departamento en: Conservación de Material Bibliográfico, Procesos Básicos, Sistematización de inventarios Bibliográficos, Internet y multimedia.

Ese mismo año 5 bibliotecas del departamento recibieron en la ciudad de Bucaramanga el Premio otorgado por el Ministerio de Cultura a las mejores bibliotecas del país: Herrán, Los Patios, Ocaña, Teorama y Cácota.

Paralelo a este proceso se trabajó a partir del año 2003 en la consolidación de la red como un sistema de bibliotecas que trabajan en conjunto para un fin común, pues se hizo necesario empezar a trabajar con los miembros de la red sobre la conceptualización de red que se tenía y la que se buscaba.

En diciembre de 2004, 12 bibliotecas se vieron fortalecidas con dotación del Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas: Tibú, Pamplona, Pamplonita, El Zulia, Villa del Rosario, El Carmen, Gramalote, Salazar de las Palmas, Toledo, Labateca, Chitagá, Bochalema.

Es así como se diseñó un taller para establecer de manera más clara los diferentes vínculos que los miembros de la red tenían entre sí, con cuáles bibliotecas y entidades se encontraba cada uno más cercano.

De esta manera empezamos el proceso de conceptualizar la red como nodos subregionales interconectados entre sí, con el fin de cambiar la idea de una red centralizada como se venía manejando. Este proceso permitió:

  1. Visualizar los nexos que cada una de las bibliotecas tenía entre sí y de estas con la biblioteca departamental y la Secretaría de Cultura. Se llegó a la conclusión de que los nexos regionales eran muy débiles y todo el peso se estaba recargando hacia la cabeza de la red.
  2. Esto permitió empezar a diseñar planes subregionales de trabajo de tal manera que las bibliotecas de las subregiones empezaran a intercambiar información entre sí, se dio inicio al sistema de préstamos interbibliotecarios.

Con el fin de fortalecer el proceso de las subregiones se nombró un líder de cada Subregión encargado de informar a los demás miembros sobre las actividades y demás que se realizaran.